<--[continenteContenido]
En este momento estamos considerando diferentes opciones de espacios (terrazas) donde artistas, productores, realizadores o gestores culturales, vivan, tengan su estudio, laboratorio o centro de acción, y que cumplan dos condiciones básicas para la conexión con las MeshPotato:

- Vista directa en línea recta de un lugar a otro que no superen 1 k.m. de distancia.
- Que quieran compartir sus contenidos y hacer parte de este primer enlace, donde podrán acceder a #telefoníalibre y conectividad con otros creadores que se unan a la red.



Convocamos a los que quieran tomarse las terrazas en Medellín a que realicen diferentes acciones en estos terrenos con conexión aérea.
Un buen día para tomarse las terrazas puede ser el mismo jueves 29 de noviembre, cuando estaremos conectando el primer enlace de [cC].

¿Se animan? Dos ideas opcionales para compartir:

Suscribe la terraza: creando un reporte en la categoría "eventos" a través de http://cc.mdelibre.co/?a-las-terrazas. Ubíca la terraza en el mapa, agrega el título: ¡A las terrazas! + Nombre de la actividad que se les ocurra.
Crea una forma de comunicación: de manera que logremos ver las acciones que estarán sucediendo en las terrazas, puede ser a través de la Web o algún canal análogo que surgirá de la creatividad de cada terraza participante.
En [ContinenteContenido] vemos a las terrazas como puntos de encuentro en los barrios, donde surgen ideas y acciones desde lo espontáneo. Son laboratorios itinerantes que se crean a partir del ocio y el cambio de perspectiva, que posibilitan dar otras miradas del territorio y el contexto que nos rodea. Las terrazas son espacios ideales para albergar tecnologías baratas, instalar antenas y traspasar fronteras.

Pasar un tiempo en la terraza significa desconectarse de lo cotidiano y conectarse con otras posibilidades. Desde allí se pueden ver las estrellas y observar los pájaros en fila posados en un enredo de cables, o a los gatos acróbatas trepando y rasgando paredes. También se prestan para colgar y secar la ropa mientras algunos juegan escondidijo entre sábanas estiradas. Funcionan para hacer fiestas o contar carros atascados en trancones.

En épocas de lluvia son ideales para recoger agua en baldes o llenar tanques de abastecimiento. En días de sol se convierten en destinos de vacaciones breves donde con una piscina inflable y los rayos del sol. Además, son centros de acción para los vouyeristas espiadores de ventanas, y prácticos para escapar un rato sin salir de la casa. Sirven para imponer retos de parkour o improvisar locaciones para películas inmediatas.

Son ideales para practicar comunicación por señas, guardar objetos inservibles que luego encuentran un uso inesperado, realizar avistamiento de satélites, sentir el viento en la cara...

En [ContinenteContenido] tenemos una idea y es ver a las terrazas como puntos de encuentro en los barrios, donde surgen ideas y acciones desde lo espontáneo. Son laboratorios itinerantes que se crean a partir del ocio y el cambio de perspectiva, que posibilitan dar otras miradas del territorio y el contexto que nos rodea. Las terrazas son espacios ideales para albergar tecnologías baratas, instalar antenas y traspasar diversas fronteras.

Compartir ideas y contenidos sobre la ciudad, y pensar formas experimentales para crear puentes o vías de comunicación que permitan interactuar con otros "a la redonda".
¡A las terrazas!
¡A las terrazas!
¿Cuando?: jueves 29 de noviembre 2012
¿Qué acciones podrían ocurrir ese día?: Elevar cometas con cámaras fotograficas. Un ritual para abducción extraterrestre? Desempolvar radios viejos y escuchar AM. Hacer lenguaje de señas. Dar una serenata remota . Barbacoa astrológica. Mapear redes inalámbricas. Concierto aéreo (vía radio en internet). Avistamiento de satélites. Cartografía de terrazas cercanas. Hacer señales de humo. Código morse o con un espejo. ¿Otras ideas? Las esperamos en Twitter via #Alasterrazas o escribelas directamente aqui abajo:
Twitter:
@ContinenteConte
Hashtag:
#Alasterrazas

Correo:
continentecontenido@gmail.com
Buscamos dos terrazas: ¡Recibimos coordenadas!
Convocatoria abierta: Techo-a-Techo -Conectando terrazas-
Poster/Afiche
En [ContinenteContenido] vemos a las terrazas como puntos de encuentro en los barrios, donde surgen ideas y acciones desde lo espontáneo. Son laboratorios itinerantes que se crean a partir del ocio y el cambio de perspectiva, que posibilitan dar otras miradas del territorio y el contexto que nos rodea. Las terrazas son espacios ideales para albergar tecnologías baratas, instalar antenas y traspasar fronteras.

Pasar un tiempo en la terraza significa desconectarse de lo cotidiano y conectarse con otras posibilidades. Desde allí se pueden ver las estrellas y observar los pájaros en fila posados en un enredo de cables, o a los gatos acróbatas trepando y rasgando paredes. También se prestan para colgar y secar la ropa mientras algunos juegan escondidijo entre sábanas estiradas. Funcionan para hacer fiestas o contar carros atascados en trancones.

En épocas de lluvia son ideales para recoger agua en baldes o llenar tanques de abastecimiento. En días de sol se convierten en destinos de vacaciones breves donde con una piscina inflable y los rayos del sol. Además, son centros de acción para los vouyeristas espiadores de ventanas, y prácticos para escapar un rato sin salir de la casa. Sirven para imponer retos de parkour o improvisar locaciones para películas inmediatas.

Son ideales para practicar comunicación por señas, guardar objetos inservibles que luego encuentran un uso inesperado, realizar avistamiento de satélites, sentir el viento en la cara...

En [ContinenteContenido] tenemos una idea y es ver a las terrazas como puntos de encuentro en los barrios, donde surgen ideas y acciones desde lo espontáneo. Son laboratorios itinerantes que se crean a partir del ocio y el cambio de perspectiva, que posibilitan dar otras miradas del territorio y el contexto que nos rodea. Las terrazas son espacios ideales para albergar tecnologías baratas, instalar antenas y traspasar diversas fronteras.

Compartir ideas y contenidos sobre la ciudad, y pensar formas experimentales para crear puentes o vías de comunicación que permitan interactuar con otros "a la redonda".