// alejandro duque, cuenca, facultad de bellas artes 1999